Trabajos de reparación en túnel histórico de Huauchinango desatan controversia

El inicio de los trabajos de relleno en un túnel excavado por el ex presidente municipal de Huauchinango, Gustavo Vargas Cabrera, ha llevado al acordonamiento del paseo de las calles Guillermo Ledesma y Mina. Este proyecto, que ahora debe ser reparado por el actual ayuntamiento a raíz de la determinación del Instituto Nacional de Antropología e Historia, ha generado una destacada presencia policial en la zona para resguardar la seguridad.

El túnel atraviesa dos inmuebles históricos que forman parte del ex conjunto conventual y está ubicado en el polígono del Pueblo Mágico. La reparación, que incluye daños provocados por la perforación del túnel, surge como compromiso firmado por el ex presidente municipal Gustavo Vargas Cabrera y la ex síndico Marilyn Ortiz antes de entregar su gestión al actual alcalde Rogelio López Angulo.

La zona afectada está acordonada con cintas que alertan sobre peligro frente a las instalaciones hoteleras propiedad de Vargas Cabrera. Se estima que aproximadamente 15 millones de pesos serán invertidos para rellenar y reparar los edificios históricos afectados, en comparación con los cuatro millones utilizados durante los trabajos realizados por la administración anterior. Además, se reveló que dichos trabajos se llevaron a cabo sin permisos federales ni protocolos adecuados.

Todo esto forma parte del panorama actual en Huauchinango mientras continúan las labores para solucionar esta problemática surgida durante mandatos pasados.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información