Tlatenco: La lucha por el manantial Huilango y la incertidumbre del futuro del agua

Durante más de seis décadas, el pueblo de Tlatenco ha luchado incansablemente por la defensa del manantial Huilango, su principal fuente de agua. Sin embargo, a pesar de haber sido absueltos recientemente de delitos federales injustamente imputados, los habitantes aún enfrentan una batalla ardua ya que el manantial se está secando y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no ha informado al respecto, aumentando la incertidumbre sobre el futuro y bienestar de las familias.

Desde 1953, cuando el expresidente Adolfo Ruíz Cortines concedió un título legal al pueblo que les otorgaba derechos sobre el Huilango hasta que se agotara completamente, Tlatenco ha enfrentado pugnas con pobladores de otras comunidades que afirman ser dueños del manantial. Incluso han demandado a los habitantes para apoderarse del agua. Estos conflictos han llevado a la fragmentación de la sociedad en Tlatenco.

A pesar de contar con un decreto presidencial y un título otorgado por la Conagua en 2021 que respaldan los derechos del pueblo sobre el Huilango, muchos pobladores siguen inconformes ya que no tienen suficiente agua para abastecer sus necesidades debido a la disminución drástica en su disponibilidad. Han solicitado a la Conagua modificar las condiciones del título o buscar nuevas fuentes de suministro sin recibir respuesta hasta ahora.

La ausencia y opacidad por parte de las autoridades ha generado temor en la comunidad. Las lluvias son cada vez más escasas y ni siquiera las captaciones pluviales son suficientes. El suministro de agua se realiza mediante tandeo, lo que significa que algunas colonias reciben el líquido en ciertos días mientras que otras sufren escasez.

Ante esta situación, el exgobernador Miguel Barbosa Huerta convocó a una reunión en septiembre de 2022 con autoridades federales, estatales y municipales, así como con los habitantes de Tlatenco. La Conagua y la Secretaría de Medio Ambiente se comprometieron a investigar la posibilidad de aumentar el suministro hídrico y buscar nuevas fuentes de agua para la comunidad.

A pesar del estudio realizado por la Conagua que indica que el manantial disminuirá su disponibilidad hídrica en un futuro próximo, no ha sido informado a la población. Se han realizado múltiples solicitudes para obtener información sobre este tema sin recibir respuesta por parte de las autoridades.

Esta situación ha generado esperanza entre los habitantes ya que finalmente han sido escuchados por un gobernador y se están tomando acciones para encontrar soluciones. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer para evitar una crisis hídrica en Tlatenco.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información