Propuesta para reducir los límites de velocidad y mejorar la seguridad vial en entornos escolares y hospitalarios.

Aprueban proyecto de dictamen para consulta ciudadana sobre Ley General de Movilidad y Seguridad Vial

En el primer proyecto de dictamen dirigido a la consulta ciudadana para homologar la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, se destacan varias medidas importantes. Entre ellas se encuentra la reducción de los límites de velocidad en entornos escolares y hospitales, así como la implementación de operativos de alcoholimetría.

El documento aprobado por los legisladores consta de 163 artículos, incluyendo 11 transitorios. Uno de los rasgos más relevantes es que se propone una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora en las áreas cercanas a escuelas y hospitales. Esta medida busca evitar accidentes viales en lugares donde hay presencia significativa tanto de estudiantes como del personal médico y visitantes.

Además, esta velocidad también aplicaría en las calles locales que dan acceso directo a zonas residenciales, comerciales e industriales. Para cumplir con esta medida, las autoridades competentes podrán realizar modificaciones en banquetas, reducir carriles o instalar dispositivos para reducir la velocidad.

En cuanto a las calles secundarias que cuentan con semáforos y permiten entrar a propiedades privadas, se propone una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora. Esto implica una reducción respecto al límite actual establecido en el Código Reglamentario para el Municipio (COREMUN) que es 40 kilómetros por hora.

Adicionalmente, el proyecto plantea que la Secretaría de Seguridad Pública tenga atribuciones para implementar operativos de alcoholimetría en vías estatales como medida preventiva de accidentes viales. También se destaca la propuesta de crear el Observatorio Estatal de Movilidad y Seguridad Vial, cuyo objetivo será proponer y evaluar políticas en esta materia con la participación diversa de organismos del sector social y privado.

Es importante mencionar que este primer proyecto de dictamen aún podría sufrir modificaciones debido a que se someterá a una consulta popular, especialmente para contar con la opinión de personas con discapacidad. Después, se agregarán las observaciones correspondientes y el documento será analizado nuevamente por las comisiones unidas antes de ser enviado al pleno para su aprobación y publicación en el Periódico Oficial del Estado (POE).

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información