Manifestantes exigen justicia por la muerte de Aline y acusan feminicidio en Puebla

Familia de Aline pide justicia y no clasificar el caso como suicidio, sino feminicidio

El fiscal Gilberto Higuera Bernal ha desconocido las causas de la muerte de Aline, la mujer que fue encontrada sin vida en su casa hace dos días. Ante esta situación, su familia exige que no se califique el caso como suicidio, sino como feminicidio. Además, solicitan que el presunto culpable, Antonio N., no sea puesto en libertad.

En respuesta a estas demandas, los familiares han llevado a cabo manifestaciones públicas para hacer llegar su mensaje y exigencia de justicia al fiscal y al gobernador del estado de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina. Incluso han pintado las paredes del órgano público y cerraron un carril del bulevar 5 de Mayo.

Aline Reynoso era una joven médico cuyo cuerpo fue hallado sin vida en su domicilio en la colonia Maravillas. Su pareja sentimental y prometido, Antonio, es considerado el principal sospechoso de este crimen. Aunque intentó escapar con la ayuda de su hermana, los familiares y vecinos lograron detenerlo.

Este trágico incidente ha generado diversas movilizaciones por parte de colectivos feministas que demandan justicia para Aline. Los familiares y amigos también se han sumado a estos reclamos.

El pasado 20 de julio se realizó una autopsia al cuerpo; sin embargo, esta no pudo determinar con precisión la causa exacta del fallecimiento. Ante esto, la Fiscalía solicitó apoyo a expertos para realizar otro estudio que permita determinar si se trató de un feminicidio o no.

El fiscal general Gilberto Higuera Bernal afirmó que las investigaciones continúan y que Antonio sigue detenido en el penal de San Miguel. Sin embargo, los seres queridos de Aline tienen temor de que pueda ser liberado, lo cual motivó su manifestación el 22 de julio.

Los amigos y familiares de Aline se congregaron frente a la FGE con pancartas donde exigían justicia. Además, pintaron las paredes del edificio con el nombre de Aline y golpearon sus puertas para llamar la atención; sin embargo, nadie salió a atenderlos. En un momento dado, apareció un vehículo perteneciente a la FGE y una manifestante lo vandalizó escribiendo "justicia", lo cual llevó al conductor del auto a alejarse.

Posteriormente, bloquearon otra calle del bulevar 5 de Mayo impidiendo el paso del transporte público y transeúntes en general. La manifestación duró aproximadamente tres horas y concluyó con una advertencia: seguirán protestando si no hay avances en el caso.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información