La polémica sobre el precio de los productos orgánicos: ¿vale la pena pagar más?

El debate sobre si vale la pena pagar más por productos orgánicos en comparación con los convencionales sigue siendo un tema de interés para productores, consumidores y expertos en salud. El auge de estos alimentos provenientes de prácticas no contaminantes ha llevado a una tendencia que ha encarecido lo saludable en grandes tiendas, además la falta de organismos de certificación en el país puede ser engañosa para los consumidores. Por otra parte, muy pocos productores apuestan por esta metodología debido al tiempo y cuidados extras que conlleva, lo que contribuye a su elevado costo en el mercado.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Puebla se encuentra entre las entidades con menor número de productores certificados en operaciones orgánicas; mientras Chiapas lidera la lista con 5 mil 484 productores certificados, Puebla solo tiene diez.

Para ser considerado como producto orgánico este debe evadir pesticidas, herbicidas o fertilizantes artificiales. En agricultura no se utilizan químicos o aguas residuales y la ganadería no administra hormonas ni antibióticos o les da comida sintética.

Los productos orgánicos han sido presentados como una manera sostenible y más amigable para el ambiente y ayudando también a llevar un estilo alimenticio mucho más sano. Aun cuando los proceso son largos es justo decir que valen un precio adicional siempre estará beneficiando tanto al ambiente como nuestra calidad alimenticia.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información