La falta de seguridad y el aumento en los riesgos: razones por las que las sexoservidoras de Puebla rechazaron la propuesta de trabajar en moteles

"Violaciones a derechos humanos y aumento de riesgos para las trabajadoras sexuales en el Centro Histórico de Puebla"
Las sexoservidoras del Centro Histórico de la ciudad de Puebla han rechazado la propuesta de ofrecer sus servicios al interior de moteles, ya que se sienten inseguras y temen ser víctimas de delitos como la trata. La mayoría continúa trabajando en las calles y han formado una asociación civil para luchar por el reconocimiento de sus derechos.

Según Esther, una trabajadora sexual en la calle 14 Oriente - Poniente, pidieron garantías al gobierno municipal para su seguridad dentro de los moteles, pero no pudieron obtener ninguna respuesta afirmativa. Por lo tanto, decidieron seguir en las calles.

A principios del año 2022, el gobierno municipal anunció un proyecto para reubicar a las trabajadoras sexuales en casonas o moteles con el objetivo de "dignificar su trabajo" y prevenir delitos como la trata. Sin embargo, esta propuesta no se ha llevado a cabo.

En el primer semestre del año, hubo 26 casos registrados de trata en Puebla, convirtiéndose así en el municipio con mayor incidencia en este delito. Según Karla De la Cuesta, presidenta de la fundación "Alas abiertas", retirar a las sexoservidoras de las calles es violatorio de los derechos humanos y discriminatorio.

Esther y otras trabajadoras sexuales también manifestaron sentirse más inseguras dentro d

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información