La efectividad del Protocolo Alba en Puebla dependerá de la capacitación de las autoridades y policías para agilizar la búsqueda de mujeres desaparecidas

La reciente actualización del Protocolo Alba en Puebla, que tiene como objetivo agilizar la búsqueda de mujeres y niñas desaparecidas, dependerá en gran medida de la capacitación de las autoridades encargadas de atender a las víctimas y a sus familiares, así como a la policía. Activistas y especialistas coinciden en que estas entidades suelen propiciar dilaciones y revictimizaciones en estos casos.

La Fiscalía General del Estado emitió nuevos lineamientos para implementar la búsqueda inmediata de mujeres desaparecidas en el estado. Estos lineamientos priorizan las primeras 24 horas, incluyen la participación de las familias y establecen las obligaciones de las autoridades. Sin embargo, los activistas señalan que su eficacia dependerá de la voluntad del gobierno para destinar más recursos económicos y humanos a su ejecución.

Natalí Hernández Arias, directora del Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social A.C., señala que es fundamental capacitar adecuadamente a los funcionarios encargados de recibir denuncias y realizar búsquedas para garantizar una correcta aplicación del protocolo. Además, resalta que previamente ha habido fallas debido a una aplicación cuestionable.

Por otro lado, Aranzazú Ayala Martínez, periodista especializada en casos de desaparición en México y Puebla, comparte su experiencia como espectadora en numerosos casos donde se evidenciaron deficiencias debido a carencias estructurales y falta de voluntad por parte de las autoridades.

Shanik Amira David George, maestra en Derechos Humanos y responsable del Observatorio Con los Ojos Abiertos: Por el Derecho a la Verdad, destaca que las nuevas adecuaciones al protocolo solventan muchas deficiencias y mejoran la definición de atribuciones y responsabilidades de las autoridades durante las primeras 24 horas. También se elimina un grupo multidisciplinario que retrasaba la implementación del protocolo.

Sin embargo, David George enfatiza en que la actualización del estatuto en Puebla fue una indicación nacional para homologar los protocolos existentes en el país.

En cuanto a la capacitación, Hernández Arias señala que es importante no solo capacitar en aspectos técnicos y legales, sino también atender la necesidad de encontrar con vida a todas las mujeres reportadas como desaparecidas y evitar dilaciones.

Por su parte, Ayala Martínez destaca que el Protocolo Alba no se aplicó totalmente en años anteriores, ya que solo se activaba cuando era solicitado por los familiares. Ahora con la nueva versión del protocolo, es responsabilidad del Estado poblano difundir ampliamente los derechos sobre las herramientas ofrecidas para agilizar las búsquedas.

La academia resalta aspectos positivos de esta versión actualizada del Protocolo Alba. Se establece claramente la obligación de buscar activamente durante las primeras 24 horas después de haber presentado un reporte y se refuerza la participación de las familias en estos procesos. Además, se elimina el grupo técnico encargado de activar el protocolo en cada caso.

En conclusión, aunque se han realizado importantes avances con esta actualización del Protocolo Alba en Puebla para agilizar la búsqueda de mujeres desaparecidas, su efectividad dependerá de una adecuada capacitación de las autoridades y de la voluntad del gobierno para destinar recursos. Además, es necesario socializar los derechos de la población y difundir ampliamente las herramientas disponibles.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información