Félix Gallardo: el jefe del narcotráfico que lo perdió todo y espera la muerte

Félix Gallardo fue uno de los narcotraficantes más famosos de México, se le conocía como "El jefe de jefes" debido a su gran poder. Después de asesinar a un agente de la DEA, Enrique "Kiki" Camarena, cayó preso y ahora sigue tras las rejas, lugar en el que se quedó sin nada.

Félix Gallardo, un gran capo reducido a cenizas

Para muchos, Gallardo fue el fundador del cartel de Guadalajara, ahora mismo se encuentra en prisión y está postrado en una silla de ruedas. Le contó a los medios (en una entrevista exclusiva que realizó para Telemundo) que su salud es pésima y que está aguardando la llegada de su muerte a los 75 años de edad porque no le queda nada más.

Se encuentra encerrado en la zona de máxima seguridad del penal estatal de Puente Grande, Jalisco. Rompió su silencio con esta entrevista después de pasar 32 años en la cárcel.

Contó que fue detenido en 1989 porque resultó ser el principal sospechoso de la muerte del agente de la DEA, "Kiki" Camarena. También se le puso tras las rejas por acopio de armas, cohecho, delitos contra la salud y homicidio. Otros cargos de los cuales resultó culpable fue el tráfico de drogas y lavado de dinero.

Félix Gallardo

Un hecho interesante es que el juicio de Félix Gallardo es el más largo de la historia de México. Tomó más de 28 años pautar una sentencias de 37 años de prisión por todo lo que había hecho.

La agencia antidrogas de Estados Unidos lo cataloga como una mente maestra del tráfico de sustancias. Gallardo, conjuntamente con Ernesto Fonseca Carrillo y Rafael Caro Quintero, fundaron lo que se conocería mundialmente como el Cártel de Guadalajara.

El motivo del nombre no fue otro que el lugar de residencia de los capos, los cuales vivían en Guadalajara. A pesar de ello, lo cierto es que eran oriundos de Sinaloa.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información