Embajadores de Finlandia y Suiza en México escuchan testimonios de activistas en Puebla y Juan Crisóstomo Bonilla

La Unión Europea (UE) ha lanzado la campaña "Protejamos sus voces", a través de los embajadores de Finlandia y Suiza en México, con el objetivo de escuchar los testimonios de activistas y defensores en Puebla, específicamente en San Andrés Cholula y Juan Crisóstomo Bonilla. Estos individuos han estado oponiéndose al funcionamiento del Proyecto Integral Morelos (gasoducto), a la extracción de agua por parte de la empresa Bonafont y a la contaminación de ríos debido a descargas industriales en Huejotzingo.

Se espera que el día 10 del presente mes, los representantes de las embajadas lleguen a Puebla para participar primero en un encuentro testimonial en la Universidad Iberoamericana. Posteriormente, visitarán la comunidad de Santa María Zacatepec para presenciar directamente la lucha emprendida por los habitantes contra diversos problemas, incluyendo un socavón de gran dimensión.

Juan Carlos Flores Solís, activista localizado en San Andrés Cholula e integrante del Frente de Pueblos Unidos en Defensa del Agua y la Tierra, Cholultecas en Resistencia y Congreso Nacional Indígena, informó que durante este evento se abordarán casos relacionados con represión y persecución hacia activistas como Miguel López Vega y Alejandro Torres Chocolatl. Estos individuos han sido detenidos por oponerse a proyectos contaminantes como el río Metlapanapa.

La visita diplomática tiene como propósito principal conocer las problemáticas que enfrentan las personas involucradas en defensa del medio ambiente ante industrias dañinas y otros sistemas que afectan los ecosistemas. La presencia de los embajadores de Finlandia y Suiza en México en el municipio de Juan Crisóstomo Bonilla, que se encuentra plagado de varios problemas conocidos internacionalmente, es considerada de suma importancia. En este lugar surgió un enorme socavón hace dos años, aparentemente debido a una extracción excesiva de agua en la zona.

Juan Carlos Flores Solís concluyó afirmando que la campaña de la UE escuchará las voces de aquellos que han sido reprimidos y criminalizados por defender el agua y la tierra. Además, ha demostrado su apoyo a periodistas y otros sectores perseguidos por luchar por causas colectivas y sociales.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información