El declive de la producción lechera en Santa María Tonantzintla, San Andrés Cholula.

La producción de leche está en declive en Santa María Tonantzintla, San Andrés Cholula. Este fenómeno se debe principalmente al crecimiento urbano y a los altos costos de los insumos para alimentar el ganado. Además, las nuevas generaciones están alejándose de esta actividad, lo que ha llevado a una reducción significativa de los establos y del número de cabezas de ganado en la comunidad.

Don Adán Ramos Palacios, un ganadero con más de 73 años de edad, lamenta la disminución de la actividad ganadera en Tonantzintla. Él dice que ahora es prácticamente imposible mantener animales debido al aumento excesivo del precio del forraje, medicamentos veterinarios y otros insumos necesarios para su cuidado. Antes todas las casas tenían animales y grandes establos llegaban a albergar más 200 bovinos; sin embargo, ahora estos espacios han sido reemplazados por viviendas o cultivos.

El presidente de la Unión Ganadera de la Zona Centro Puebla, José Ángel Minutti, explica que el alto costo de los insumos también afecta a la ganadería en Tonantzintla. El precio del alimento concentrado ha aumentado significativamente desde 1994: mientras que entonces costaba entre 45 y 50 pesos por bulto, actualmente alcanza los 500 pesos. Lo mismo ocurre con el diésel: hace décadas su precio era aproximadamente tres pesos por litro y hoy día llega hasta los 24 pesos. A pesar del incremento moderado del precio de la leche en las últimas tres décadas (de aproximadamente tres pesos el litro a diez pesos), los altos costos de los insumos hacen que mantener una vaca sea poco rentable.

El escenario en Tonantzintla es preocupante, ya que se está quedando sin productores de leche y la situación no parece mejorar. Además, el campo en general enfrenta problemas debido a la falta de subsidios y la escasez de lluvias. Es necesario fomentar la ganadería con talleres y apoyos para incentivar a los jóvenes a seguir en esta actividad.

Los productores de queso también sufren las consecuencias de esta situación. La escasez de leche obliga a muchos queseros a pedirla en Veracruz para poder mantener su producción. Tonantzintla solía ser conocida por su queso y producción lechera, pero ahora está perdiendo ese estatus debido al alto costo y dificultades para seguir produciendo.

En conclusión, la disminución de la producción láctea en Tonantzintla se debe tanto al crecimiento urbano como al aumento del precio de los insumos necesarios para el cuidado del ganado. Además, el alejamiento de las nuevas generaciones ha provocado una reducción significativa en el número de familias dedicadas a esta actividad ganadera. Es necesario implementar medidas que apoyen y fomenten esta industria para evitar su desaparición completa en esta comunidad.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información