Denuncias de retrocesos e irregularidades en casos de violencia económica en Puebla: testimonios de Samira, Daniela y Gabriela.

Las colectivas Mujeres por el Derecho al Cuidado y una vida libre de Violencia (MDCVLV) y de Madres Viviendo Violencia Vicaria (MVVV), denunciaron retrocesos e irregularidades en los casos de Samira, Daniela y Gabriela, mujeres víctimas de violencia económica en Puebla.

Frente al Poder Judicial de la Federación, las mujeres señalaron que las autoridades han retrasado sus casos a pesar de que llevan más de un año con los procesos legales debido al incumplimiento del pago alimentario por parte de sus exparejas. Las víctimas continúan siendo afectadas por el incumplimiento del pago alimentario e incluso sus exparejas siguen ejerciendo diversos tipos de violencia en su contra.

Una situación similar se enfrenta Samira, quien el mes pasado denunció un intento ilegal para desalojarla junto a sus cuatro hijos por parte del padre con la ayuda legal. Después una audiencia ocurrida en días pasados, la madre señaló que Jared N. sigue sin cumplir con sus obligaciones alimentarias.

“Hasta el día no me ha dado la pensión; soy madre de cuatro niños con una niña que requiere terapias”, externó Samira tras exponer que su expareja tiene la solvencia económica para pagar pero no lo hace.

También se expuso el caso Daniela Flores, víctima desde hace más cinco años sin contacto con su hija debido a violencia vicaria. Expuso también acciones legales indirectas contra ella: “Con influencias ha seguido violentándonos”.

Gabriela Rosas manifestó preocupación al ver involucrado Amado E., su agresor legalmente contactando a antiguos miembros feministas especializados.

Ante esto, las colectivas llamaron a las autoridades resolver perspectiva género y agilizar los procesos legales así como no permitir argumentos faltantes evadir responsabilidades hacia hijos o hijas menores.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información