Aumentan las denuncias de violencia sexual y familiar en Puebla durante el primer semestre de 2023

Las denuncias por casos de violencia sexual y de violencia familiar en territorio estatal han aumentado durante el primer semestre de 2023 en comparación con el mismo período del año pasado, según revelan las cifras actualizadas de incidencia delictiva de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla.

Durante los primeros seis meses del año, se iniciaron 6,896 carpetas de investigación por delitos contra la libertad y seguridad sexual, así como delitos contra la familia. Esto representa un aumento del 6.1% en comparación con el año anterior, cuando se registraron 6,499 casos.

Los delitos contra la familia experimentaron el mayor incremento durante este período. Se denunciaron 5,064 nuevos casos, casi 250 más que en el mismo periodo del año pasado.

En cuanto a los delitos contra la libertad y seguridad sexual, se abrieron mil 832 carpetas de investigación durante estos seis meses. Esta cifra es superior a las mil 656 reportadas durante el mismo período en 2022.

Según Natalí Hernández Arias, directora del Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social A.C., es crucial que las instituciones atiendan los casos con responsabilidad y eviten revictimizar a las sobrevivientes para garantizar que continúen con el proceso judicial después de presentar una denuncia.

Más de la mitad (90.9%) de las denuncias presentadas fueron por violencia familiar. Esto significa un total de cuatro mil 607 casos. El resto se dividió entre incumplimiento de obligaciones familiares y otros tipos de agresiones dentro del círculo familiar.

En términos específicos sobre abuso sexual y violación, se registraron 488 denuncias por abuso sexual y 232 casos de violación simple durante los primeros seis meses del año. Estas cifras representan el 26.6% y el 12.6% respectivamente del total de denuncias por delitos contra la libertad y seguridad sexual.

En cuanto a los feminicidios, se reportaron 13 casos en Puebla durante el primer semestre de este año, lo que representa una disminución apenas perceptible en comparación con los 12 casos registrados en el mismo período de 2022. Sin embargo, algunos especialistas señalan que puede existir un subregistro debido a las dificultades para clasificar un asesinato violento como feminicidio.

El Observatorio de Violencia Social y de Género de Puebla (OVSG) ha contabilizado incluso más casos posibles de feminicidio durante este período.

En conclusión, aunque se ha registrado un aumento en las denuncias por violencia sexual y familiar en Puebla durante el primer semestre de este año, también existen desafíos importantes para la correcta clasificación e investigación de estos delitos, especialmente en relación con los feminicidios. Es fundamental abordar estos problemas abiertamente y buscar alternativas para erradicar la violencia contra las mujeres.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información