Activista y apicultora denuncia represalia al ser despojada de sus cajones de miel y abejas por la Policía Municipal de Tlacuilotepec

Pequeña apicultora señala represalia tras el robo de sus cajones de miel
Por: Equipo de Redacción

La activista y apicultora Margarita Martínez Rosas acusa que el reciente robo de 22 cajones de miel que sufrió fue una represalia en su contra. Según relata, elementos de la Policía Municipal participaron en este hecho ocurrido en La Florida, propiedad de Martínez Rosas ubicada en Tlacuilotepec. Además, denuncia que ahora le condicionan su apoyo electoral para recuperar sus abejas.

El robo ocurrió el pasado 8 de junio del año 2023 cuando desconocidos ingresaron al predio La Florida y se llevaron los mencionados cajones con miel y abejas. Martínez Rosas relata que ese día se dirigía hacia su terreno desde la comunidad cercana a Cuautepec cuando vio pasar algunas camionetas sin recibir ninguna explicación por parte de los ocupantes. Según ella, estos individuos la conocen debido a su activismo contra el paso del gasoducto.

La pequeña apicultora también denuncia que las personas encargadas del robo contaban con el acompañamiento policial, ya que varias patrullas municipales estuvieron presentes durante el evento. Después de no encontrar nada al llegar a su terreno, se dirigió al ayuntamiento local sin obtener respuestas claras sobre lo ocurrido.

Martínez Rosas es una indígena totonaca con dificultades para comunicarse en español debido a la falta de educación formal. Durante la resistencia civil contra la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula, ella se mantuvo activa organizando a sus vecinos en contra del proyecto. Incluso relata que recibió propuestas de soborno por parte de la empresa constructora, a lo cual se negó rotundamente.

El ex presidente municipal de Tlacuilotepec, Alejandro Guzmán, también estuvo involucrado en el intento por convencer a la población sobre los supuestos beneficios del gasoducto. Ahora, Margarita Martínez Rosas ha recibido un mensaje de este personaje ofreciéndole ayuda en el caso del robo si apoya su regreso a la presidencia municipal.

La víctima lleva más de tres décadas dedicada a la apicultura y debido al robo no ha podido cosechar miel desde hace un año. Estos cajones robados eran su patrimonio y pensó que nunca los perdería. Es importante resaltar que las abejas cumplen una función fundamental para la polinización y el equilibrio ecológico, además de ser una fuente económica para muchas comunidades.

La situación de Margarita Martínez Rosas evidencia cómo actos como este tienen consecuencias tanto personales como ambientales. Esperamos que las autoridades correspondientes investiguen este caso y tomen las medidas necesarias para brindar justicia a esta pequeña apicultora afectada por estos hechos lamentables.

Subir

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento del sitio. Mas información